Els Peixets

La fiesta de Els Peixets tiene lugar el lunes de Pentecostés. Se trata de una celebración con una gran tradición en la localidad que se realiza en la Ermita de Els Peixets.

El milagro
La tradición arraigada en Alboraya cuenta que un musulmán converso de Almàssera estaba moribundo y pidió la Comunión al cura. Almàssera en aquel tiempo dependía eclesiásticamente de la parroquia de Alboraya, por la que cosa fue el cura de esta el encargado de traerle las formas sagradas. Al atravesar el barranco de Carraixet, las hostias le cayeron al agua, hecho que provocó una gran conmoción y que el pueblo se organizara para recuperarlas. En la desembocadura del barranco tres peces, según la tradición de Alboraya, dos según la de Almàssera, dieron las formas sagradas al cura. Este es el motivo por el que, según la tradición, en la desembocadura del Carraixet se construyó una ermita. El edificio actual, del año 1907, se alzó sobre un edificio anterior, mientras que donde cayeron las hostias, Almàssera va contruir una capillita, la Casella del Miracle.

El Milagro de Els Peixets hoy es un hecho que indudablemente confiere parte de su identidad a Alboraya. De hecho, los tres peces que hay en el escudo municipal son del Milagro, mientras que en el escudo de Almàssera hay dos. Por otro lado, las referencias en la toponimia, nombres de las calles y de comercios al Milagro de los Peixets, son muy frecuentes en las dos localidades. En Alboraya una partida de huerta, una calle, un comercio o una arqueta de la iglesia hacen referencia a este hecho, mientras que en Almàssera hay un monumento al Milagro, una calle u otra arqueta. Los investigadores y artistas también han realizado bastante trabajos sobre este hecho en forma de publicaciones, cuadros, tallas o representaciones de todos los tipo.

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada