Barracas

Referente arquitectónico en las huertas valencianas, las podremos encontrar en la huerta de Alboraya. Actualmente las Barracas han dejado de ser la vivienda habitual para transformarse en caseta de campo y ocio.


Sus moradores las construían de forma artesanal con los materiales que podían extraer de la tierra. Vivían en la primera planta, que a su vez también era el establo y utilizaban la parte superior o andana como almacén.


Su característica y pronunciada cubierta a dos aguas y rematada con cruces, se recubría de bova, planta extraída del Barranco del Carraixet. Las paredes se pintaban de blanco con los bajos azules, una parra cubría de sombra la entrada principal, en la que normalmente había un pozo para extraer agua y un banco de piedra. Las paredes se construían con unos “ladrillos” llamados gasons, fabricados a mano con barro y paja. 

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada