Alquerias

Las alquerías, son un elemento clave de la arquitectura rural valenciana. Edificaciones singulares, señoriales y centenarias que sobreviven todavía en el tiempo y en la memoria, dan testimonio del paso de los siglos, teniendo la mayoría su origen entre el siglo XV y el XVIII.


Predominan en la zona norte de la ciudad de Valencia y son muchos los ejemplos que podemos observar en la huerta de Alboraya.


Normalmente el vocablo alquería ha ido evolucionando con el tiempo, y tiene un componente predominantemente señorial. Es a finales del siglo pasado y principios de éste cuando el término se populariza, de forma que la mayoría de viviendas que componen l´horta se nombran así. No obstante, antiguamente el concepto hacía referencia a un conjunto o grupo de casas, no a una vivienda aislada.


Las características más importantes de este tipo de construcciones son la orientación de la fachada principal hacia mediodía, la existencia de una antigua capilla u oratorio, una torre, la entrada principal en arco de medio punto, y las viviendas divididas en dos tipos de dependencias, las superiores para los señores y las inferiores para los arrendatarios.


A ello cabría añadir el dominio sobre la mayoría de los terrenos colindantes, que sujetos al régimen de arrendamientos, eran trabajados por los estatgers (arrendatarios o caseros). Todavía hoy persiste la figura del arrendatario, aunque son pocos los arrendamientos históricos que se mantienen.

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada