| 11/12/2018

Comienza la campaña de recolección de la chufa de Valencia

El inicio de la recolección se ha visto retrasado más de un mes por las torrenciales lluvias de octubre y noviembre

Recolección de la chufa en la huerta

Las abundantes lluvias caídas sobre Valencia en octubre y noviembre han retrasado el inicio de la recolección de la chufa más de un mes, pero por fin las máquinas de recolección han podido entrar en algunos campos y se han recogido ya las primeras partidas de chufa.

Las perspectivas para el agricultor son buenas con respecto al precio por kilo, que se espera que se mantenga en los valores del pasado año, en que alcanzó la cifra récord de 80 céntimos /kilo de chufa tierna, precio que asegura la rentabilidad económica de este cultivo, uno de los más seguros de la huerta de Valencia.

Prueba de ellos son los excelentes los datos de superficie cultivada, que siguen con la tendencia al alza y superan ya las 6.550 hanegadas, lo que supone un incremento de cerca del 11% respecto de la pasada campaña.

El Consejo Regulador estima una producción que superará los 8.5 millones de kilos de chufa tierna, de los que la práctica totalidad estarán amparados por la denominación de origen Chufa de Valencia.

Respecto a la calidad, los primeros controles que se han realizado sobre las partidas recolectadas indican su excelente calidad y buen tamaño, gracias, entre otras cosas, al esfuerzo en la selección del material de plantación.

Según comenta Antonio Gimeno, presidente del Consejo Regulador “el aumento constante de la superficie cultivada se debe a que es uno de los cultivos más seguros para el agricultor, que le asegura una rentabilidad aceptable siempre que acompañe el rendimiento, ya que el precio que está percibiendo por kilo es bueno. Esto se explica porque el consumidor busca cada vez más la denominación de origen, porque sabe que apostar por la chufa de Valencia es hacerlo por la calidad de un producto de kilómetro 0 y este hecho ha impulsado a muchas industrias a apostar también por la chufa de Valencia para elaborar su horchata, lo que se traduce en una mayor demanda de este tubérculo y el aumento del precio que percibe el agricultor”. Afirma Gimeno que, “gracias a esto, la chufa de Valencia es uno de los cultivos que aportan una renta digna al agricultor cuando se obtienen rendimientos medios por hanegada”.

Por otra parte, el presidente del CRDO anima al consumidor a que siga demandando el logotipo de la Denominación de Origen, tanto en la horchata como en la chufa que compre, única garantía de que se ha elaborado con chufa cultivada en Valencia. “El consumidor debe saber que apostar por el sello de garantía es, hacerlo por producto de proximidad que contribuye directamente al mantenimiento de la agricultura y del entorno medioambiental de la zona en la que se produce” asegura Gimeno.

La chufa se cultiva en 19 términos municipales de la comarca valenciana de l’Horta Nord, en los que se dan unas condiciones climáticas y de suelo determinantes que la convierten en la única zona de Europa en la que se produce este singular tubérculo.

Recolección de la chufa en la huerta

Información Relacionada

No hay información relacionada

Documentación Relacionada

No hay documentación relacionada