Fondo Vilar

El fondo está constituido por material gráfico de la primera mitad del siglo XX realizado por José Vilar Martínez.

Aunque el autor residió toda su vida en Valencia, las diferentes generaciones de su familia han estado muy vinculadas al pueblo de Alboraya.

El punto de unión se sitúa en el año 1850, ya que según consta en la escritura de propiedad, adquirieron una "Casa grande. Huerto cercado de pared, plantado de árboles frutales y cuatro casitas contiguas" sitas en la C/ de las Fuentes, núm. 16, 18, 20 y 22.

Esta casa, recordada por todos como “l'hort dels Vilar” pasará a ser propiedad de José Vilar Martínez porque su abuela, Francisca Catalá Torres, se la dejó a su madre Remedios Martínez Catalá, y ella a José –entre los 6 hijos que tuvo- en el año 1905.

La casa fue propiedad de la familia hasta aproximadamente el año 1967, fecha en la que se vendió. Las razones que los impulsaron fueron, en primer lugar, los elevados costes que implicaba su mantenimiento y en segundo lugar, porque el estado de conservación de la casa había mermado debido a las diferentes riadas que había sufrido Alboraya.

Su padre, Jose Vilar Torres, nace en Valencia en 1828 y muere en 1904. Era hijo de unos joyeros afincados en la capital, que decide no continuar el negocio de sus padres para dedicarse plenamente a la pintura, ganando por oposición en 1891 la Cátedra de paisaje de la Academia de Bellas Artes de Valencia.

José Vilar Martínez a pesar de que convivió en un ambiente artístico generado por la profesión de su padre, decide ejercer como radiólogo. 

Su profesión y el ambiente artístico familiar le conducen a la afición por la fotografía, de lo que se evidencia un conocimiento técnico y un interés estético por la imagen, que queda sobradamente reflejado en prácticamente la totalidad de las placas que realizó.

Teniendo en cuenta la afinidad existente entre la técnica fotográfica y la utilizada por los radiólogos para la obtención de las placas (en el primer tercio del siglo XX), resulta evidente el claro dominio de José Vilar Martínez sobre la misma.

Por iniciativa de sus herederos, se firma un convenio entre el Ayuntamiento de Alboraya y Antonio Vilar Boluda y José Vilar Samper, el 27 de noviembre de 2000, acordando la reproducción y cesión de los derechos de explotación del material fotográfico producido por José Vilar Martínez referido a Alboraya. Entre otras cuestiones, la reproducción del fondo suponía la realización de negativos para el Ayuntamiento y 4 copias en papel (una para el ayuntamiento y tres para la familia). 

El fondo está constituido por 29 placas de cristal y 40 de acetato, escogidas de entre todo el material aportado por la familia.

Destacar que las imágenes están duplicadas sobre la superficie de la placa de cristal, de manera que mediante un aparato fotográfico concreto se visionaba la imagen tridimensionalmente. 

El interés del fondo reside en que se trata de un material gráfico que además de testimoniar algunos aspectos de la vida de Alboraya: la playa, el paso del tren por el puente, la pesca del “toro”, el interior del Huerto de los Vilar, también testimonia otros de interés sociocultural e histórico que reflejan la vida de una familia de clase alta en la primera mitad del siglo XX.

El material gráfico citado, por falta de medios, no está catalogado ni abierto a consulta, simplemente existe la descripción inicial que se realizó antes de firmar el convenio.

En estos momentos se está scanneando digitalmente con el objetivo, por una parte de dar cumplimiento al convenio firmado y por otra de realizar una exposición que acerque a nuestros ciudadanos a la Alboraya del pasado.

Información Relacionada

Documentación Relacionada